Deja un comentario

[Chile] Declaración Acción Libertaria sobre la Situación Chilota

https://scontent-dfw1-1.xx.fbcdn.net/t31.0-8/13247773_1559847254315773_38443120709306248_o.png
Actualmente las y los habitantes de la isla Grande de Chiloé, las islas aledañas, Puerto Montt, Calbuco, Maullín, y alrededores se encuentran en una situación crítica producto de una serie de problemáticas que se pretenden ocultar a través de la denominada marea roja. Fenómeno aparentemente “natural” con el que se pretende encubrir el problema de fondo, que no es otro sino la depredación y contaminación de costas por parte de la Industria ligada a los cultivos salmoneros, llegando a niveles tan altos que hoy se han vertido toneladas de pesticidas, antibióticos, fungicidas y compuestos nitrogenados en nuestro mar.
Ante esta situación hemos visto y sido partícipes de las distintas manifestaciones que se han levantado a lo largo de todo el país – como también en otras regiones del mundo- en solidaridad con el pueblo chilote y austral, comprendiendo además que lo sucedido no constituye un hecho aislado puesto que es una problemática transversal a distintas zonas del territorio afectadas asimismo por la explotación de los recursos naturales.
Así, durante las últimas semanas se ha salido a las calles frente a las nulas soluciones de un gobierno de carácter dictatorial y pro-empresarial que ha sido incapaz de dar respuesta a las demandas establecidas, esto es, la protección tanto del medio ambiente como de su trabajo y que ante el conflicto sólo ha respondido con el envío de la fuerza militar, reprimiendo duramente al pueblo chilote como también a quienes en otros lugares se han movilizado, ocasionando incluso lesiones físicas en compañeras y compañeros.
Ante este dramático panorama, es primordial apuntar a la raíz de esta problemática, la cual hace relación con el modelo extractivista imperante tanto en el territorio chileno en particular como el cono sur en general – y también en otros territorios conocidos como ‘tercermundistas’-. La expansión y validación de este modelo económico está íntimamente imbricado con el sistema neoliberal impuesto a sangre y fuego, y que hoy pretende ordenar todos los espacios de nuestras vidas, tanto en lo individual como colectivo.
En esta línea, comprendemos que la problemática no es meramente económica, sino socio-ambiental, pues la depredación de los recursos naturales altera irremediablemente a los ecosistemas de cada territorio. Con lo anterior, es fundamental destacar el concepto de ecosistema como expresión de las relaciones entre personas, flora y fauna existente, vale decir, el sistema de relaciones dadas en un territorio que no puede ser reducida al antropocentrismo imperante, ni menos a una lógica economicista propia del sistema mercantil que impone las relaciones de dominación que queremos superar. Por otra parte, también es imprescindible que la organización nazca y sea producto de las y los mismos chilotes y comunidades de la décima región en pos de un control cultural de los territorios como también de los espacios marítimo- costeros como única vía de relación armónica entre seres humanos y espacio natural que pueda acabar con la crisis ambiental que el capitalismo ha impuesto.
Es fundamental señalar, que la crisis que hoy se expresa en la industria por añadidura de la salmonicultura, no constituye un hecho aislado (ni menos el fenómeno climático que el gobierno de turno y empresarios con su prensa intentan de ‘informar’) sino que es expresión de la crisis de un modelo destructivo y avasallador, que está depredando todas las formas de vida asociadas a un territorio, amenazando también nuestra existencia misma. Hoy, son los efectos de la salmonicultura la cara más visible, pero también sabemos y reivindicamos la lucha histórica del pueblo mapuche por la recuperación de las tierras usurpadas por el estado para ponerlas al servicio de la empresa forestal y salmonera.
Tanto territorios, como sus habitantes, son signados como recursos disponibles para desarrollar el negocio empresarial. Para el caso de la salmonicultura, son décadas de explotación de las aguas fiordales del archipiélago, donde se ha alterado por completo el ecosistema existente para ser funcional al cultivo de salmones. Sus habitantes también, son comprendidos como mano de obra disponible para el modelo de explotación. Esta devastación del ecosistema, como se mencionó, es crítica en tanto imposibilita otras formas de vida y de relación con el territorio. Muestra de aquello, es como las y los pescadores artesanales se ven imposibilitados de desarrollar sus actividades.
Es por esto que como Acción Libertaria afirmamos que los únicos responsables de este conflicto resultan ser el gobierno de la Nueva Mayoría y el empresariado de la industria salmonera, resultando necesario además el pronunciamiento de las autoridades universitarias debido a la dura represión en contra de las y los estudiantes que han salido a las calles a protestar en contra de esta situación, como por ejemplo ha sido el caso de la Universidad Austral en donde se ingresó violentamente en uno de sus campus; lo acontecido en la Universidad Católica de Temuco en donde se lanzó agua con químico al interior de una de sus dependencias; el uso de balines de goma para reprimir a manifestantes en Concepción o la detención arbitraria de compañeros en Valparaíso. Nuevamente, observamos cómo se utiliza un accionar político represivo que ponen en entredicho las prácticas antidemocráticas ejercidas desde las Universidades que hoy se encuentran al servicio del mercado.
Como estudiantes, futuras trabajadoras y trabajadores, comprendemos que es fundamental luchar por la democratización efectiva de nuestras casas de estudio para avanzar hacia la transformación radical de estos espacios que hoy han volcado la producción de conocimientos en servicio de las mismas industrias extractivas. La lucha no está solo en denunciar el actuar de estas empresas, sino en evidenciar que su existencia en los distintos territorios se vincula directamente con el desarrollo de estudios funcionales a las empresas vinculadas al extractivismo en los territorios. En suma, es nuestro deber disputar la orientación de los conocimientos, para lo cual la democratización es una herramienta que debe vincular a todas y todos los actores de la comunidad educativa y el territorio donde se inserta la universidad. Así también es importante cuestionar el rol que juegan las instituciones de formación secundaria en vinculación con la comunidad, y en particular la orientación de los centros de formación técnicos que se relacionan, por lo general, directamente con el modelo extractivo.
Finalmente, además de solidarizar con el pueblo chilote en particular y del sur de chile en general, tenemos la convicción de que como movimiento estudiantil no podemos quedarnos ajenos a esta situación, resultando un deber organizarnos en escuelas, liceos, institutos y universidades; pues solo mediante la unidad de trabajadores, pobladores, estudiantes, el pueblo mapuche y de l@s luchador@s sociales es posible conseguir transformaciones que necesitamos los habitantes de este territorio.

¡A levantar solidaridad con los pueblos en Lucha!

Fuente: https://www.facebook.com/notes/acci%C3%B3n-libertaria/declaraci%C3%B3n-acci%C3%B3n-libertaria-sobre-la-situaci%C3%B3n-chilota/1559847190982446

Anuncios

Comentar esto...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: