1 comentario

[Valpo, Chile] Entrevista | Hablan jóvenes que rayaron memorial antiaborto: ‘Se nos ha hecho una condena moral e ideologica’

por  el 22 noviembre 2013
 
 
DSC_0022

 

La madrugada del pasado 6 de noviembre, dos jóvenes fueron detenidas tras haber realizado unos rayados sobre el Memorial de los Santos Inocentes, situado a un costado de la Catedral de Valparaíso, en los que se manifestaban en favor de la educación sexual y la legalización del aborto.

El hecho causó gran revuelo mediático y la condena por anticipado de la prensa y grupos de derecha. ONGs como “PRO Vida” y “Vida, Familia y Sociedad”, del ex candidato a CORE Manuel Millones, han realizado acciones mediáticas, amenazando con querellas y la expulsión de la estadounidense, quien por los mismos medios de comunicación ha sufrido ataques xenófobos.

Por su parte, la Iglesia y el Arzobispado de Valparaíso -que en un comienzo le bajaron el perfil a lo ocurrido, planteando que “el método que utilizaron no era apropiado”-, este 20 de noviembre presentaron una querella por infracción al artículo 38 de la Ley de Monumentos Nacionales, que castiga con una pena de 3 a 5 años a quienes dañan un bien de carácter patrimonial o monumental. Por su parte, el gobernador provincial, José Pedro Núñez, ha considerado el hecho como un “atentado”, mostrándose particularmente interesado en acelerar la tramitación en el Ministerio del Interior de la expulsión de la joven estadounidense.

Conversamos con J.F, estudiante de Magíster en Literatura, y O.W.D, estudiante de intercambio de la PUCV, para conocer las razones de su acción, su impresión de las reacciones y sus denuncias sobre irregularidades y violaciones de sus derechos como detenidas.

Foto Rens Veninga

 

¿Cómo ocurrió la detención?

O.W.D: Nos detuvieron a eso de la 1:00 a.m. frente a la Iglesia, pero no nos leyeron nuestros derechos. La prensa sabía mi nombre antes que llegara al tribunal. Mi bicicleta estaba amarrada en la comisaría con los dos neumáticos pinchados. La de J.F. también.

J.F: El turno que nos detuvo fue amable, pero O.W.D. sólo pudo llamar después de las 5:00 a.m. al Consulado. Cuando vino el cambio de turno, a eso de las 8, el personal fue muchísimo más agresivo: venían predispuestos negativamente, insultándonos y haciendo comentarios: “está la tele afuera, chiquillas” o “camina nomás, bien calladita”. Desde esa hora estuvimos esposadas. Nos hicieron esperar; no nos permitieron salir desde el sótano de la comisaría junto con el resto de los detenidos directo al furgón. Nos hicieron caminar por la calle, obligándonos a descubrir nuestro rostro antes de subirnos al auto policial.

¿Sienten vulnerados ciertos derechos y garantías tras la detención?

O.W.D: Nuestros derechos fueron violados: la presunta presunción de inocencia, la protección de nuestra identidad. Y nuestras pertenencias, las bicis, fueron dañadas.

J.F: Existía una orden judicial de no publicar nuestra identidad, ni imágenes nuestras ni de la audiencia, no obstante, esta orden fue violada: TVN mostró la audiencia haciendo uso del zoom, presentando claramente nuestros rostros. Así, la prensa antes de la audiencia nos presenta como culpables: aún no hemos tenido un juicio. En El Mercurio aparecen claramente las palabras de la Jueza de Garantía, Nora Bahamonde: “Por el principio de presunta inocencia, queda prohibido identificar a las detenidas mediante la divulgación de la identidad y revelar sus rostros”. La prensa escrita y TVN mostraron nuestros rostros a nivel nacional y regional.

Foto Rens Veninga

Foto Rens Veninga

“Lo que me perturbó de la placa es cómo culpa a las mujeres como asesinas de niños”

¿Por qué hicieron el rayado?

J.F: Porque nos interesaba dar a conocer eso que escribimos: que en Chile la educación sexual es anacrónica, y que el aborto debería ser legalizado, puesto que es ilegal en todas sus formas. Como no existen espacios oficiales para presentar una visión disiente respecto a la oficial, nos expresamos así. Lamentablemente se tergiversó el mensaje, demonizándolo inmediatamente, sin ni siquiera plantearse el tema de fondo, la necesidad de atender los derechos reproductores de las mujeres.

O.W.D: Personalmente, lo que me perturbó era el contenido de la placa, es cómo culpa a las mujeres tratándolas como asesinas de niños.

J.F: Hoy se sienten ofendidos porque está la placa pintada, pero no consideran que hay muchas otras personas que se sienten ofendidas por el mensaje que la placa contiene.

¿Qué significado tiene ese memorial?

J.F: “Una imposición y una manera condenatoria a la libertad de decidir: ofende. No existe un memorial sobre las mujeres que fueron obligadas a llevar embarazos inviables. Por ejemplo, esa pobre chica, Belén, de tan sólo 11 años, violada y embarazada por su padre. O las que sufren complicaciones e incluso la muerte al practicarse abortos, sin hablar del daño psicológico.

¿Qué piensan del papel que juega la Iglesia en los derechos reproductivos de los ciudadanos?

J.F: En Chile la Iglesia tiene poder en este aspecto. ¿Por qué en un Estado supuestamente laico toda la población debe someterse a una conducta que tiene que ver con sus creencias?

O.W.D: Los derechos reproductivos pasan por el problema de la mala educación sexual que la Iglesia asume como que “la juventud no debe tener relaciones sexuales”, y por tanto no existe educación, solo condena moral y negación de la sexualidad. Si están contra el aborto, ¿por qué no propician una educación preventiva?

J.F: El Estado no se hace cargo de los niños nacidos en situaciones de abandono; el bono que ofrecía el gobierno para estimular las tasas de natalidad es una ridiculez y tampoco es ayuda real para las mujeres en situación precaria.

O.W.D: Hay falta de derechos reproductivos y educación sexual, lo cual termina por dañar el bienestar y las vidas de muchas personas.

Foto Rens Veninga

Foto Rens Veninga

“Se dice que estamos atentando contra el patrimonio, pero se construyen malls, se arrasa con áreas verdes para poner torres”

¿Qué les parece el escándalo y revuelo producido por el acto, especialmente por parte de los medios?

O.W.D: Me parece exagerado: no es que no tome responsabilidad del hecho, pero es exagerado el peso y tono que le dio la prensa al caso, en comparación con los fraudes del gobierno o el mismo intento de femicidio. Los sectores conservadores y la derecha se aprovechan de este espacio para condenarnos con fines políticos.

J.F: Se dice que estamos atentando contra el patrimonio, pero se construyen malls, se arrasa con áreas verdes para poner torres. Si es un daño, es un daño lavable: no se puede comparar con edificios construidos en alturas y árboles arrasados. La noticia no toca el tema de fondo: se nos demoniza como si hubiéramos atentado contra la Iglesia. Esto no es un ataque a la Iglesia o a sus creencias, es demostrar la necesidad de resolver un problema de salud, de educación y de libertad. Los medios están predisponiendo a la opinión pública al categorizarnos de vandálicas. Y hay otras noticias tan importantes que han pasado desapercibidas con este exceso de atención, como el fraude al Fisco.

Foto Rens Veninga

Foto Rens Veninga

“El director de la Catedral admitió que el memorial no era popular entre una parte de la población y que periódicamente aparecía rayado”

¿Cuál fue la actitud de la Iglesia de Valparaíso?

J.F: Hemos leído que de parte de la Iglesia, el director de la Catedral -el padre Dietrich Lorenz- a través de El Mercurio hizo un llamado a la calma. Indicó que no existía profanación o sacrilegio. Además admitía que el memorial no era popular entre una parte de la población y que periódicamente aparecía rayado por la gente.

O.W.D: A mí me pareció razonable, además estaba preocupado de nuestra asistencia legal y, al principio, la Iglesia no se había querellado ni nos había condenado públicamente como lo hicieron los medios de comunicación. Lo nuestro no es un ataque a la Iglesia, sino es nuestro rechazo al escrito de la placa, ante lo que no todos estamos de acuerdo.

Pero ese escenario cambió en los últimos días… 

O.W.D: Nosotras quisimos cooperar y fuimos a la Iglesia para  tratar de llegar a un acuerdo extrajudicial: propusimos contratar un equipo de restauración patrimonial y le ofrecimos al director y al abogado, costearlo. Pero finalmente ellos prefirieron presentar la querella y continuar con el juicio para ver hasta dónde llega la justicia y exigirnos un alto costo a pagar. Si bien no se ha querido llevar la discusión al plano moral, las penas se han endurecido.

DSC_0010

Foto Rens Veninga

“Se nos ha hecho una condena moral e ideológica”

¿Qué penas arriesgan?

J.F: Estamos negociando la reparación por medios legales. Las penas máximas que arriesgamos son 3 años de cárcel  y la expulsión del país sin posibilidad de retorno para O.W.D. Además del pago de una indemnización de 200 UTM. El encarcelamiento puede canjearse por 3 años de libertad condicional. En estos momentos ambas tenemos arraigo nacional, pero la expulsión de O.W.D. puede producirse en cualquier momento.

Ante esta oleada de ataques mediáticos, ¿han recibido algún respaldo?

O.W.D: En la universidad, la PUCV, me han tratado súper bien, entregándome ayuda. También está el apoyo de los amigos y de la embajada de USA.

J.F: La Comisión Ética Contra la Tortura nos proporcionó asesoría y un equipo de abogados; también organizaciones como Colectiva Feministas Valpo, la Corporación Humanas, la Alzada Feminista y nuestros amigos nos han manifestado su respaldo.

Foto Rens Veninga

Foto Rens Veninga

¿Cuál es su mirada hoy, respecto a lo ocurrido?

J.F: Considerando que vivo en esta ciudad y me interesa, creo que tratándose de un lugar patrimonial, provoqué quizás un daño. Pero también pienso que la ciudad no genera los espacios para el debate sobre este tema que sigue acallado. No es mi interés atacar a la Iglesia, a las creencias, porque sería atentar contra la libertad -ante la cual estoy a favor- pero no me parece válido imponer el mensaje a la comunidad si no toda es creyente. Si bien se nos procesa por un daño al patrimonio, se nos ha hecho una condena moral e ideológica.

O.W.D: Hay que tener otro memorial para las mujeres que han sufrido por no poder decidir. No puede dejarse de lado el tema del aborto y la educación sexual de nuestra sociedad. No debe ser una imposición: hay que legislar y legalizar.

Fuente: http://www.ciudadinvisible.cl/

Anuncios

Un comentario el “[Valpo, Chile] Entrevista | Hablan jóvenes que rayaron memorial antiaborto: ‘Se nos ha hecho una condena moral e ideologica’

Comentar esto...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: