Deja un comentario

[Egipto] :::Especial::: Notas + Fotos + Videos | Golpe de Estado, Represión y Resistencia suman + de 500 muertos

Les dejamos un Especial sobre lo que ocurre en Egipo en estos días. Acá una recopilación de notas, fotos y videos rescatados de la web.

IMPORTANTE: [Fotos y Videos] Si es muy sensible piénselo bien antes de verlas. De igual forma, precaución con niñas/os. Textos explicativos de fotos en inglés.

Praxis Libertaria

———————————————————————————————————————————————————————

[Fotos] Actualizado: Los muertos por la represión en Egipto suman ya más de 500.

x La Haine / Agencias

Hay más de 4.000 heridos, según fuentes de enfermería. Para esta tarde se han convocado más manifestaciones contra el golpe de estado militar.

Según el gobierno ya son más de 525 los muertos por la represión, aunque fuentes de los manifestantes elevan la cifra a 4.500.

Miles de personas marcharon a mediodía por las calles de Alejandría, la segunda ciudad del país, en protesta por el brutal asalto policial/militar de la víspera y en desafío al estado de emergencia decretado la víspera. En la capital, los manifestantes han asaltado un edificio gubernamental.

Las autoridades dictatoriales han extendido este miércoles la detención del presidente elejido en las urnas, Mohamed Morsi, retenido por los militares en un lugar secreto, durante otros 30 días. Los jueces de la dictadura acusan a Morsi de “asesinato y espionaje” en relación a su huida de una cárcel durante la revolución de 2011.

En El Cairo, la protesta está convocada para esta tarde, en una manifestación que intentará volver a la plaza de Al Nahda, tomada militarmente por los represores. “Mantenemos nuestra lucha con fuerza y resolución”, ha afirmado un portavoz de los manifestantes. “Seguiremos avanzando hasta derribar el golpe”.

Ayer

El Ministerio de Salud de la dictadura militar informó que la cifra de personas asesinadas tras el violento desalojo ejecutado por la policía a los campamentos de partidarios de Mohamed Mursi asciende al menos a 278 personas, aunque fuentes de los manifestantes elevan esa cifra a más de 300. Fuentes sanitarias estiman que los heridos pasan de las dos mil cuatrocientas personas.

La policía, junto con militares y paramilitares, procedió con suma violencia y disparos de armas de fuego al desalojo forzado de los campamentos donde permanecían desde hace un mes los seguidores de Morsi para exigir su retorno al gobierno ganado en las urnas, luego de que un golpe de Estado ejecutado por el ejército lo derrocara.

Los seguidores de Mohamed Morsi tardaron un mes y medio en levantar una ciudad improvisada en el barrio de Ciudad Naser, con tiendas de campaña, ambulatorios, aseos y puestos ambulantes. Los represores egipcios redujeron en pocas horas todo a escombros —con fuego real, gases lacrimógenos y excavadoras— en una operación que incendió las calles egipcias.

Al amanecer, la policía irrumpió en las concentraciones de Rabaa al Adauiya y de la plaza de Al Nahda, tratando de dispersar a los congregados con gases lacrimógenos, que luego se convirtió en disparos de armas de fuego. “Tiraron las lonas [de las tiendsa de campaña]. Había policías y soldados. Dispararon gases lacrimógenos a los niños”, aseguró Saleh Abdulaziz, un maestro de 39 años, tapándose una herida sangrante en la frente.

El portavoz de la dictadura puntualizó que al menos 61 personas murieron en la plaza Rabaa al Adawiya, el principal lugar de la capital donde se congregaron los partidarios de Mursi. De igual manera, informó que 21 personas perecieron en la plaza Nahda, situada en otro barrio de El Cairo.

El dictador de Egipto, Adli Mansur, decretó el estado de emergencia en todo el país por un mes a partir de las 16H00 locales( 14H GMT). Esta medida permite que se realicen redadas y detenciones sin una orden judicial.

El anuncio fue difundido a través de la televisión estatal mediante un comunicado en el que insta a las fuerzas armadas del país adoptar las medidas necesarias ante la situación, lo que indica que el ejército va a participar más activamente en la represión. También se estableció el toque de queda desde las 18:00 hasta las 6:00.

Los manifestantes, que no respondieron en un primer momento a la agresión de la dictadura, se enzarzaron luego en duros enfrentamientos para proteger los campamentos. Tras los desalojos, se desataron choques en varios puntos de la capital, que rápidamente se extendieron al resto del país cuando la Coalición Nacional para la Defensa de la Legitimidad llamaba a la gente a protestar en las calles. De norte a sur, Egipto se tiñó de sangre de manifestantes y, en respuesta, miles de activistas quemaron coches de policía, edificios gubernamentales y viviendas de lujo.

La violencia policial de la mañana de este miércoles en El Cairo se trasladó también a otras ciudades del país, especialmente Alejandría y Suez, donde se reportan también decenas de muertos por la represión. Los trabajadores sanitarios y médicos de diversos hospitales contabilizaron al menos unos dos mil 403 heridos. Según datos oficiales, esta cifra asciende a dos mil.

Fuente: http://www.lahaine.org

———————————————————————————————————————————————————————————-

El ejército egipcio aplasta las protestas noviolentas contra el golpe con una gran masacre de civiles

Jueves.15 de agosto de 2013 
¿Qué dirán ahora quienes afirmaban que lo de Egipto no era un golpe sino una restauración democrática de la voluntad popular?#TITRE

Porque en esto ha habido muchísima doble moral. Si los que se manifiestan son laicos y prooccidentales, su protesta es un clamor democrático y si el ejército derriba a un gobierno legítimamente constituído tras unos comicios limpios, no es golpe de estado sino cumplimiento de la voluntad popular.
Ahora, si quienes se manifiestan pacíficamente, como miembros del sector social mayoritario que ganó las elecciones, son islamistas, pues entonces parece estar justificado no solo que se interrumpa con violencia el orden político vigente, sino que además se mire hacia otro lado cuando los militares, aunténticos dueños del país desde siempre, masacran a la población. Nota de Tortuga.

Ver también:

Líder de los “indignados” egipcios: «Resetearemos Egipto y llevaremos a los islamistas a hospitales mentales»: http://www.grupotortuga.com/Lider-d…

¿Pero el islamista ese no había ganado las elecciones?: http://www.nodo50.org/tortuga/Pero-…

Galería de imágenes de la matanza (algunas muy duras): http://www.theatlantic.com/infocus/…


El Gobierno egipcio reconoce que la violencia ha causado 464 muertos

Los Hermanos Musulmanes hablan de 4.500 víctimas y llaman a la resistencia “pacífica”.

Agencias. El Cairo

Los Hermanos Musulmanes, la organización islamista expulsada del poder en Egipto tras el golpe de Estado del pasado 3 de julio, han prometido seguir luchando de forma “pacífica” a pesar de la represión del miércoles contra los campamentos de partidarios del presidente depuesto Mohamed Morsi que, según el último balance oficial, ha causado 464 muertes – entre ellos, 43 policías – y herido a casi 3.000 personas en todo el país. “Mantenemos nuestro desafío con fuerza y resolución”, ha afirmado el portavoz de la Hermandad Gehad el Haddad en su cuenta de Twitter. “Seguiremos avanzando hasta derribar el golpe”. Los Hermanos Musulmanes elevan la cifra de muertos a 4.500.

El miércoles, el Gobierno decretó el estado de emergencia, que estuvo vigente durante tres décadas en la dictadura de Hosni Mubarak y que solo fue levantado en mayo de 2012, en plena transición tras la caída del rais. La mañana del jueves, el Ejecutivo interino ha ordenado el cierre “por tiempo indefinido” del puesto fronterizo de Rafá, el único acceso a la franja de Gaza no controlado por Israel. El régimen de Mubarak había restringido el uso del paso en 2007, tras la toma del territorio por el movimiento islamista Hamás. El levantamiento de las restricciones sobre Rafá había sido una de las medidas simbólicas adoptadas tras la revolución de 2011.

La noche ha sido de calma tras la entrada en vigor del estado de emergencia y el toque de queda. No se han producido incidentes en El Cairo y el tráfico volvía a fluir esta mañana en los alrededores de la mezquita de Rabaa al Adauiya, donde hasta ayer mismo se levantaba un campamento de protesta contra los militares y apoyo al expresidente islamista que incluía ya servicios como hospital o barberías. Sin embargo, los islamistas han convocado nuevas manifestaciones para hoy jueves –ayer, ante el ataque policial, llamaron a tomar la calle- y las fuerzas del orden han asegurado que no aceptarán nuevas concentraciones de apoyo a Morsi, el primer presidente egipcio elegido democráticamente, en las calles.

Según el Gobierno, los disturbios desencadenados ayer tras el asalto policial a los campamentos, el de Rabaa al Adauiya y el de la plaza Al Nahda, causaron la muerte de 343 personas, entre ellos 43 policías, aunque la cifra tiene visos de ser más elevada. Según la agencia AFP, uno de sus reporteros pudo contar 124 cuerpos solo en el hospital de campaña de la acampada de Al Adauiya. Los disturbios, desde estos campamentos, se extendieron a otros puntos de la capital egipcia y a otras ciudades del país, como Alejandría.

En varias localidades del valle del Nilo se han producido quemas de iglesias pertenecientes a la minoría cristiana copta, acusados por los Hermanos Musulmanes de respaldar el último golpe de Estado. En Asiut, en el centro del país, los fieles tuvieron que escapar por una ventana ante la turba que rodeó y apedreó su templo. En las localidades de Minya y Sohag los templos coptos también han ardido.

En este contexto, el Gobierno ha decretado el estado de emergencia en todo el país durante un mes y ha ordenado un toque de queda nocturno -de siete de la tarde a seis de la mañana- en once provincias, incluidas las principales ciudades, para tratar de contener la violencia.

La comunidad internacional ha reaccionado con contundencia en contra de la violencia. Tanto los jefes de la diplomacia estadounidense, John Kerry, y europea, Catherine Ashton, condenaron el baño de sangre, como lo hizo el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon o el Gobierno de Francia. Turquía, que se opuso al derrocamiento de Morsi, así como Irán, denunciaron la “masacre” cometida por las autoridades militares.


El Ejército aplasta la protesta islamista

Al menos 278 personas mueren en el asalto de la policía a las protestas islamistas y los posteriores enfrentamientos.

Rocío López. El Cairo

El desmantelamiento por la policía de los inmensos campamentos de protesta levantados en El Cairo contra el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Morsi el pasado tres de julio, acabó ayer en una masacre de seguidores de los Hermanos Musulmanes. La jornada se cerró con, al menos, 278 fallecidos, 43 de ellos policías, y la reinstauración del estado de emergencia, vigente durante tres décadas bajo la dictadura de Hosni Mubarak.

Los seguidores de Mohamed Morsi tardaron un mes y medio en levantar una ciudad improvisada en el barrio de Ciudad Naser, con tiendas de campaña, ambulatorios, aseos y puestos ambulantes. Las fuerzas de seguridad egipcias redujeron en pocas horas todo a escombros —con fuego real, gases lacrimógenos y excavadoras— en una operación que incendió las calles egipcias. Al amanecer, las fuerzas de seguridad irrumpieron en las concentraciones de Rabaa al Adauiya y de la plaza de Al Nahda, tratando de dispersar a los congregados con gases lacrimógenos. “Tiraron las lonas [de la tienda de campaña]. Había policías y soldados. Dispararon gases lacrimógenos a los niños”, aseguró Saleh Abdulaziz, un maestro de 39 años citado por Reuters, tapándose una herida sangrante en la frente. Enviar vídeo

Los Hermanos Musulmanes y sus simpatizantes, que hasta el desalojo aseguraban que recibirían a los agentes de forma pacífica, y que no respondieron en un primer momento, se enzarzaron luego en duros enfrentamientos para proteger los campamentos.

Regueros de sangre comenzaron a marcar el camino hacia la morgue del hospital de campaña que, desde hacía varios días, permanecía alerta ante la inminente entrada de la policía en la sentada de Rabaa al Adauiya. Hora tras hora, se iban amontonando los cadáveres mientras médicos y grupos de voluntarios trataban de mantener con vida a los heridos más graves. Muchos de ellos presentaban heridas de bala en el pecho o en la cabeza. Las víctimas mortales fueron aumentando de forma incesante y será necesario esperar, quizá varios días, para contar con un balance definitivo. Hasta el momento, el Ministerio de Sanidad cifró las víctimas en 278 muertos (entre ellos 43 policías) y 874 heridos en todo el país. Los Hermanos Musulmanes llegaron a hablar de más de 2.000 muertos aunque finalmente rebajaron la estimación a varios cientos.

Tras los desalojos, se desataron choques en varios puntos de la capital, pero rápidamente se extendieron al resto del país cuando la Coalición Nacional para la Defensa de la Legitimidad llamaba a los partidarios de Morsi a protestar en las calles. De norte a sur, Egipto se tiñó de sangre y, cumpliendo con su promesa de incendiar las calles, cientos de islamistas quemaron coches de policía, edificios gubernamentales y viviendas. En un repunte de la violencia sectaria que nunca había llegado a desaparecer, también prendieron fuego a varias iglesias. En la localidad de Al Arish, al norte de la península del Sinaí, ardía al menos un templo copto y otros tres lo hacían en la ciudad de Miña, en el Alto Egipto. La Iglesia copta condenó los ataques, que fueron dirigidos también contra monasterios, tiendas y domicilios particulares. También hubo disturbios en otras ciudades como Alejandría, Luxor, Asuán o Suez.

Las autoridades egipcias trataron de aparentar una relativa calma en el país, hasta que les resultó imposible guardar las apariencias, ante el descontrol total. Incapaces de controlar la creciente violencia, el Gobierno interino decretó el estado de emergencia durante un mes en todo el país —una medida que permite detenciones sin cargos— e impuso el toque de queda entre las siete de la tarde y las seis de la mañana en parte del territorio.

Como medidas complementarias las autoridades cerraron todas las calles que conducen a los asentamientos y todos los recintos arqueológicos y museos de manera indefinida. El Ministerio de Exteriores español desaconsejó los viajes a Egipto.

Con la caída del sol, cientos de acampados que todavía permanecían dentro de la sentada de Rabaa al Adauiya aceptaban la oferta del Gobierno de salir de allí pacíficamente. Sin mostrar prisa ni nerviosismo, una hilera de hombres, mujeres y niños abandonaban sus tiendas de campaña frente a la mirada de los agentes desplegados en la zona.

Un número importante de ellos abogaba por continuar con los enfrentamientos e, incluso, por crear nuevos campamentos. Tras huir de los lugares de los desalojos, varias decenas de islamistas acudieron a la mezquita de Mustafá Mahmud, en el barrio residencial de Mohandisin, donde lograron formar brevemente una nueva sentada. Efectivos de las fuerzas de seguridad acudieron rápidamente al lugar y dispersaron a los congregados con gases lacrimógenos. Varios testigos afirmaron, además, haber oído disparos sin determinar su procedencia.

La terrible situación que vive Egipto ha abierto una crisis política en el seno del Gobierno interino. Cumpliendo con su palabra, el vicepresidente para Asuntos Exteriores, Mohamed el Baradei, presentó su dimisión afirmando lo siguiente: “No puedo soportar la responsabilidad de tomar decisiones con las que no estoy de acuerdo”. El Ejecutivo interino dio por fracasada, hace varios días, la mediación diplomática de las diferentes delegaciones extranjeras que visitaron el país.

Desde la revolución de enero de 2011, Egipto ha sido escenario de diversos enfrentamientos provocados por las dificultades asociadas a la transición, aunque la brutal represión marca un antes y un después dada su crudeza y sus implicaciones. No hay indicios de que la violencia vaya a remitir tras una jornada en la que los periodistas tampoco se libraron de la violencia. Un cámara del canal británico Sky News, Mick Deane, y la reportera del canal árabe UAE, Habiba Abdel Aziz, murieron mientras cubrían el desalojo.

Dos periodistas entre las víctimas de la represión

La periodista Habiba Ahmed Abd Elaziz, de 26 años, empleada de Gulf News, ha fallecido en la represión desatada por el Ejército contra los seguidores del expresidente islamista, Mohamed Morsi, depuesto el pasado 3 de julio por un golpe de Estado militar, según comunica el medio.

Además, un cámara de televisión británico de 61 años también está entre las víctimas de hoy. Mick Deane, casado y con dos hijos, trabajaba para Sky News desde hace 15 años. Anteriormente había desempeñado su labor en Washington y Jerusalém. La cadena ha creado un portal para homenajear al periodista, “La pérdida de un compañero tan querido será sentida muy profundamente en Sky News. Nuestros pensamientos y oraciones están con su mujer y familia”, ha señalado John Ryley, jefe del canal de noticias británico en un comunicado.

El primer ministro, el conservador David Cameron, también se ha mostrado entristecido por la muerte de Deane a través de su cuenta de Twitter.

El País

Fuente: http://www.nodo50.org/tortuga/El-ejercito-egipcio-aplasta-las

———————————————————————————————————————————————————————————-

[Fotos] Si es muy sensible piénselo bien antes de verlas. De igual forma, precaución con niñas/os. Textos explicativos de fotos en inglés.

Deadly Crackdown in Egypt

AUG 14, 2013 |

Earlier today Egyptian security forces sent bulldozers and riot police to break up protest camps belonging to supporters of ousted Islamist President Mohammed Morsi. The raids set off clashes that have resulted in dozens of deaths, reportedly as high as 150, and as many as 1,400 injuries. Police used tear gas, rubber bullets, and live ammunition to disperse the protesters who had been in place for six weeks, demanding Morsi’s return. Several fires erupted, destroying makeshift campsites and killing some of the people inside. The government has now imposed a state of emergency, as Egypt braces for a possible further escalation of the violence. [29 photos]

A supporter of ousted Islamist President Mohammed Morsi holds another as Egyptian security forces move in to clear a protest by supporters of ousted Islamist President Mohammed Morsi in the eastern Nasr City district of Cairo, Egypt, on August 14, 2013. Egyptian security forces, backed by armored cars and bulldozers, moved to clear two sit-in camps by supporters of Morsi, showering protesters with tear gas as the sound of gunfire rang out at both sites. (AP Photo/Ahmed Gomaa) 
Supporters of the Muslim Brotherhood chant slogans as they demonstrate near the largest sit-in by supporters of ousted Islamist President Mohammed Morsi in Cairo, Egypt, on August 14, 2013. (AP Photo/Aly Hazzaa, El Shorouk Newspaper) # 
Riot police fire tear gas and rubber bullets at members of the Muslim Brotherhood and supporters of deposed President Mohammed Morsi during clashes at Rabaa Adawiya square, where they are camping, in Cairo, on August 14, 2013.(Reuters/Amr Abdallah Dalsh) # 
An Egyptian woman tries to stop a military bulldozer from hurting a wounded youth during clashes that broke out as Egyptian security forces moved in to disperse supporters of deposed President Morsi in a huge protest camp near Rabaa al-Adawiya mosque in eastern Cairo, on August 14, 2013. The fate of the young man is not certain, but at the time of taking these photos he was seriously injured having been shot by birdshot. (Mohammed Abdel Moneim/AFP/Getty Images) # 
Riot police clear the area of members of the Muslim Brotherhood and supporters of deposed President Morsi, at Rabaa Adawiya square, in Cairo, on August 14, 2013. (Reuters/Stringer) # 

Warning:
This image may contain graphic or
objectionable content

Click to view image

A dead body of a supporter of deposed President Morsi lies on the ground near Cairo University and Nahdet Misr Square, where they were camping in Giza, south of Cairo, on August 14, 2013. (Reuters/Mohamed Abd El Ghany) # 
Smoke rises from a building by a sit-in camp set up by supporters of ousted President Morsi near Cairo University as Egyptian security forces clear the camp in Cairo’s Giza district, on August 14, 2013. (AP Photo/Hussein Tallal) # 
An Egyptian security force member kicks a wounded supporter of ousted President Morsi the clearing of a sit-in camp near Cairo University, on August 14, 2013. (AP Photo/Hussein Tallal) # 
Egyptian security forces inspect the sit-in camp set up by supporters of former President Morsi in Nasr City district, Cairo, on August 14, 2013. (AP Photo/Ahmed Gomaa) # 
(1 of 3) A police vehicle is pushed off of the 6th of October bridge by protesters close to the largest sit-in by supporters of ousted President Morsi in Cairo, on August 14, 2013. (AP Photo/Aly Hazzaa, El Shorouk Newspaper) # 
(2 of 3) A member of Egypt’s security forces lies on the ground and another on his police vehicle that was pushed off the 6th of October bridge by protesters in Cairo, on August 14, 2013. (AP Photo/Sabry Khaled) # 
(3 of 3) An Egyptian security force member is dragged and stripped of his vest by protesters after his police vehicle was pushed off the 6th of October bridge in Cairo, on August 14, 2013. (AP Photo/Sabry Khaled) # 
Plumes of smoke rise from a damaged gas station during a violent crackdown by Egyptian Security Forces on a pro-Morsi sit-in demonstration at the Rabaa al-Adweya Mosque in Cairo’s Nasr City district, on August 14, 2013. (Ed Giles/Getty Images) # 
A Morsi supporter passes a fire barricade carrying a gasoline bomb during clashes against security forces in Cairo’s Nasr City district, on August 14, 2013. (AP Photo/Manu Brabo) # 
An injured Morsi supporter lies on the ground as Egyptian security forces clear a sit-in camp set up near Cairo University on August 14, 2013. (AP Photo/Hussein Tallal) # 
A supporter of ousted President Morsi tries to extinguish a fire at their sit-in camp as Egyptian security forces cleared the camp near Cairo University, on August 14, 2013. (AP Photo/Hussein Tallal) # 

Warning:
This image may contain graphic or
objectionable content

Click to view image

(Warning, graphic image) Burned bodies of members of the Muslim Brotherhood and Morsi supporters lie on the ground around Cairo University and Nahdet Misr Square, where they were camping in Giza, south of Cairo, on August 14, 2013.(Reuters/Mohamed Abd El Ghany) # 

Supporters of deposed President Morsi lie wounded on the floor of the Rabaa al-Adaweya Medical Center in the Nasr City district of Cairo, on August 14, 2013. (Ed Giles/Getty Images) # 

Morsi supporters clash with security forces in Cairo’s Nasr City district, on August 14, 2013. (AP Photo/Manu Brabo) # 

A supporter of deposed President Morsi reacts after identifying the body of a dead family member at of the Rabaa al-Adaweya Medical Center in Cairo, on August 14, 2013. (Ed Giles/Getty Images) # 

Warning:
This image may contain graphic or
objectionable content

Click to view image

Supporters ousted President Morsi count bodies in a makeshift morgue after police swept into their encampment with armored vehicles and bulldozers in the Nasr City district of Cairo, on August 14, 2013. (AP Photo/Manu Brabo) # 

A bullet hole in a gas mask belonging to a Morsi supporter, in Cairo’s Nasr City district, on August 14, 2013.(AP Photo/Manu Brabo) # 

Morsi supporters throw rocks while taking cover among debris during a violent crackdown by Egyptian Security Forces on a pro-Morsi sit-in demonstration at the Rabaa al-Adweya Mosque in the Nasr City district of Cairo, on August 14, 2013.(Ed Giles/Getty Images) # 

An injured Egyptian youth in a makeshift hospital during clashes between supporters of Egypt’s ousted President Morsi and police in Cairo, on August 14, 2013. (Mosaab El-Shamy/AFP/Getty Images) # 

A man grieves as he looks at one of many bodies laid out in a makeshift morgue after Egyptian security forces stormed two huge protest camps at the Rabaa al-Adawiya and Al-Nahda squares in Cairo, on August 14, 2013.(Mosaab El-Shamy/AFP/Getty Images) # 

A Morsi supporter reacts as she looks at wounded people in Cairo’s Nasr City district, on August 14, 2013. Egyptian police in riot gear swept in with armored vehicles and bulldozers to clear two sprawling encampments of supporters of the country’s ousted Islamist president in Cairo, showering protesters with tear gas as the sound of gunfire rang out. (AP Photo/Manu Brabo) # 

Fire burns in Cairo’s al-Nahda square as Egyptian police dispersed supporters of ousted President Morsi (seen in portrait) in two huge protest camps in the Egyptian capital, on August 14, 2013. (Hassan Mohamed/AFP/Getty Images) # 

Morsi supporters take shelter inside a construction site during a violent crackdown by Egyptian Security Forces on a pro-Morsi sit-in demonstration at the Rabaa al-Adweya Mosque in the Nasr City district of Cairo, on August 14, 2013. (Ed Giles/Getty Images) # 

A Morsi supporter shoots a slingshot toward Egyptian security forces during clashes in Rabaah Al-Adawiya in Cairo’s Nasr City district, on August 14, 2013. A state of emergency has been declared in Egypt to begin this afternoon and will reportedly last for one month. (AP Photo/Manu Brabo) # 

RELATED LINKS AND INFORMATION

———————————————————————————————————————————————————————————-

[Videos]

Anuncios

Comentar esto...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: