Deja un comentario

[Uruguay] Avance de los libertarios en la construcción de una alternativa sindical

Entrevista a Gustavo Fernández, Secretario General del Sindicato de los Trabajadores del Mercado Modelo de Uruguay

featured image

 El pasado 30 de noviembre y 1º de diciembre (de 2012) se realizó el XV Congreso de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (FUECYS) conjuntamente se llevaron adelante las elecciones del Consejo Directivo Nacional, instancia compuesta por 43 integrantes.

Por primera vez en los 82 años que tiene el gremio, la militancia libertaria consigue uno de los dos lugares que obtiene, con la lista 5, la Corriente Sindical Espartaco. Sobre este tema conversamos con Gustavo Fernández, Secretario General del Sindicato de los Trabajadores del Mercado Modelo de Uruguay (SUFRUVU) integrante de la Corriente Sindical Espartaco (Lista 5), Secretario de la Organización Socialista Libertaria – Uruguay e integrante, desde ahora, del CDN de Fuecys.


Avance de los libertarios en la construcción de una alternativa sindical en Uruguay

CEL – ¿Cómo es la realidad de los trabajadores del Mercado Modelo y del sector de Comercio y Servicios en general?
Gustavo Fernández (GF) – El Mercado Modelo es el mayor centro de comercialización de la producción hortifrutícola del país. Por su carácter centralgravita decisivamente en todo lo que tiene que ver con la distribución, abastecimiento y conformación de los precios. Sin embargo, sus trabajadores (alrededor de 1500 según los últimos registros) se encuentren mayoritariamente trabajando en negro y en condiciones deplorables, sin acceder a la legislación laboral vigente, con largas jornadas de trabajo y en condiciones totalmente insalubres. A esto le debemos sumar la existencia naturalizada de la subcontratación y tercerización, la carencia de mecanismos para regular los salarios o tarifas del servicio con criterios generales para todas las ramas y sin contratos de trabajo, lo que conlleva a la total inseguridad, precariedad e inestabilidad del empleo. Lo que sucede en el Mercado Modelo es, desde el punto de vista del derecho laboral y la seguridad social, violatorio de las leyes vigentes en el país y a nivel internacional.

El nuestro es uno de los sectores de trabajadores que al igual que los peones rurales y los clasificadores de residuos, estando en pleno S. XXI seguimos bajo regímenes de trabajo de principio del S. XX, con patronales como la Comisión Nacional de Fomento Rural, la Confederación Granjera del Uruguay, la Cámara Frutícola, Cambadu y las Asociaciones de Productores que están acostumbrados a mantener a sus trabajadores sin mínimas condiciones de trabajo ni derecho social alguno. Previo a la administración frenteamplista el Mercado Modelo era tierra de nadie, bajo control de estos sectores mediante una concesión funcionaba a rigor de los mecanismos implantados en el ´37 por el régimen de Terra. Lo inentendible es que desde la década del ´90 esta bajo la dirección de la Intendencia de Montevideo que mantiene el Frente Amplio (coalición progresista creada en 1971) y la informalidad sigue reinando.

Los nuevos proyectos del gobierno municipal suponen la reinstalación de este Mercado en los márgenes perimetrales de Montevideo presentándola como un avance que coloca a Uruguay a la altura de los mejores mercados del continente. Los trabajadores nos preguntamos si será un avance también para nuestra situación laboral y calidad de vida. Afirmamos que si el traslado no es acompañado con el acceso a la seguridad social y mejoras en la situación laboral de nuestro sector lejos de ser un avance será un enorme paso regresivo.

El nuevo mercado es promovido además en el marco de un proyecto del reordenamiento territorial para Montevideo, yo creo que también tiene mucho de reordenamiento logístico en las políticas neoliberales, fijate que para el financiamiento de este gigante se maneja por un lado la posibilidad de un préstamo del BID, lo que sujetaría a este emprendimiento a un paquete de condiciones producto del endeudamiento. Por otro lado están al asecho capitales de la comunidad europea que vienen explorando con gran interés el desembolso de inversiones, lo que llevaría sin mas vuelta a la privatización o semi privatización del mayor mercado del país que será un gran polo agroalimentario cuatro veces mas grande que el actual, que producirá enormes ganancias que como siempre es de esperar, se irán líquidas del país.

A nivel del sector se puede decir que el comercio y los servicios han crecido de manera importante en las últimas décadas. Esto se ha dado en gran parte a consecuencia del auge de los precios de las exportaciones de materias primas, generando lo que se podría llamar, por usar la terminología del capital, un cierto “derrame” hacia otras zonas de la economía. En los últimos años, la desregularización generalizada, a través de las zonas francas y una ley de inversiones de neto corte neoliberal, ha abierto un amplio campo para lo relativo a las comunicaciones (con especial énfasis en los call centers) y la logística. A estos se suma un fuerte empuje del turismo. Todo sin embargo, dentro del marco de una economía primordialmente extractivista y primarizada y en un proceso de creciente trasnacionalización de los capitales.

Con esto, la explotación comercial viene estando signada por la consolidación de las grandes superficies, las cuales van avanzando al galope monopolizando diversos sectores de la cadena comercial. Estas trasnacionales gozan de exclusivas exoneraciones fiscales, en lo cual el gobierno juega un rol de primer orden. Aquí la tercerización y diversas formas de precarización laboral se han vuelto la norma. Por lo general todo el sector de comercio y servicio se encuentra bajo sistemas de flexibilidad laboral muy acentuados. De esta forma es uno de los más afectados por las políticas neoliberales y esto genera que se encuentre en su mayor parte bajo formas de trabajo donde a los trabajadores se les dificulta, a riesgo de ser despedidos, la libre sindicalización.

CEL – ¿En qué situación se encuentra el SUFRUVU?)
(GF) – Nuestro sindicato es la organización de los trabajadores y trabajadoras del Mercado Modelo que, no siendo contratados directamente por la Comisión Administradora del Mercado Modelo, realizan tareas de carga y descarga, clasificación de frutas y hortalizas o son empleados ya sea de puestos, comisionistas, compradores (comerciantes directos o distribuidores) y tareas laborales conexas y/o afines dentro del establecimiento. Como en todos los sectores precarizados y con débiles posibilidades de incluirse en la seguridad social es muy difícil fortalecer la herramienta sindical. A lo largo de las últimas décadas el pelear por los derechos laborales acá te ponía en una situación complicada, eras acreedor a formar parte de algo así como una lista negra donde te podía costar luego la pérdida de tu puesto de trabajo. Estas patronales a las que hacía referencia están bastante organizadas y se pasan la información cuando emprendemos algún reclamo vía Ministerio de Trabajo. Y esto se suma a la particularidad del sector, en cuanto a que al no haber criterios generales de trabajo ni un laudo mínimo, hace que los trabajadores compitan entre sí para mejorar su ingreso, todo lo que reproduce un modelo individualista adverso –aunque no nos resignamos- a todo intento por crear una conciencia colectiva.

Entonces en estas condiciones la lucha por organizar al sector para que éste se haga más fuerte frente a las patronales es un desafío enorme. Máxime cuando no hay formas de descontar las cotizaciones por planilla porque al no haber contrato tampoco hay recibo de sueldo. Esto juega en contra de nuestra representación en la FUECYS, ya que muchos compañeros no cotizan, o se atrasan, y en la FUECYS la delegatura es en función no a los afiliados sino a los cotizantes. Hoy el sindicato cuenta con un 20 % de afiliación, aunque hemos logrado preparar las condiciones para trabajar en una campaña de afiliación y re afiliación, ya que producto de un período de intensa actividad gremial actualmente nos encontramos posicionados en un escenario favorable para fortalecer al sindicato.

En cuanto a lo social, hemos logrado en la última década varias conquistas para los trabajadores: Baños con duchero y agua caliente, emergencia móvil, carnetización, depósito de guardado de herramientas, local sindical, cursos de formación, entre otras cosas. Se ha hecho mucho hincapié en la formación sindical. También en este período avanzamos en lograr que los trabajadores hagan sus reclamos frente al despido o frente a los abusos que se suelen cometer, y con asesoramiento legal del grupo de abogados de la FUECYS y utilizando a favor algunas leyes laborales que existen hoy hemos ganado muchísimos conflictos al respecto. Por eso algunas cámaras empresariales nos llamaron a negociar y así sacamos de los cajones un viejo proyecto de ley largamente discutido por los sectores involucrados que apunta a regularizar al sector, pero que nunca fue aprobado. Creemos que de nuestra capacidad de fuerza como sindicato y el firme apoyo de la FUECYS depende que nuestra situación tenga un sensible viraje al futuro.

CEL – ¿Cuántos trabajadores hay en la rama y cuantos trabajadores federa la FUECYS?
(GF) – La FUECYS tiene un gran potencial organizativo y movilizatorio ya que federa cientos de sindicatos de una diversidad de ramas que se comprenden en el sector comercio y servicio. Los trabajadores afectados a estas ramas -unos 150 mil en todo el país- son principalmente empleados de supermercados, Shopping Centers, Mc. Donalds o centros de comida por el estilo, Call Centres, seguridad, limpieza, tiendas y comercios en general, empleados de entidades gremiales, todo tipo de servicios tercerizados, y en lo que respecta a nosotros todo el sector de servicio ligado a la comercialización hortifrutícola del país.

En cuanto a los niveles de afiliación hoy la FUECYS cuantifica unos 26 mil afiliados, lo cual si bien ante el universo total de trabajadores que comprende el sector es menos de un 20%, si comparamos que hace 10 años atrás los afiliados a la federación eran solamente 4 mil veremos que hubo un crecimiento exponencial que se debe sin duda a la apertura de los Consejos de Salarios y la Negociación Colectiva, de la que el movimiento sindical ávidamente se supo aprovechar. Que este engrosamiento de los sindicatos en general y en particular de la FUECYS no sea para reforzar la actual estrategia de conciliación de clases a la que hoy se la encausa equivocadamente desde nuestra opinión, depende de la inserción y gravitación que en los procesos de formación y profundización de la movilización y la lucha los sectores críticos a la actual conducción seamos capaces de promover y desarrollar. Creemos necesaria una perspectiva estratégica de fortalecimiento de las organizaciones de base con independencia de clase y no como campo para cosechar votos y soporte social del gobierno. Pero para esto los sectores críticos tenemos que reforzar nuestra inserción en y dentro de los sindicatos, la FUECYS y el PIT-CNT, en estas herramientas sindicales que nos agrupan en tanto clase, que es donde están los trabajadores organizados y no en otro lado.

CEL – ¿Cómo ve el SUFRUVU a la FUECYS y cuál es su relación con ésta?
(GF) – Nos ha costado mucho tener representación en la interna de la FUECYS, a esto le venimos buscando la vuelta desde hace años. Las dificultades son a causa de no tener regularizada nuestras cotizaciones por lo que ya te contaba. No obstante nosotros siempre hemos posicionado al sindicato como parte de la FUECYS y no como algo aparte, creemos que en toda federación debe existir una autonomía integrada pero no un autonomismo desvinculante. De hecho nuestra carta fuerte es el respaldo con el que podamos contar desde la Federación, de otra forma seríamos presa fácil para estas patronales carroñeras que te nombraba anteriormente. La relación que se daba de hecho por ser parte del sector se da ahora mucho más firme a nivel orgánico, en igualdad de condiciones como cualquier filial, y fue una pelea que también supimos dar, con esfuerzo y con paciencia porque no nos regalaron nada, logramos regularizar nuestra situación como filial y participar del Congreso, ya no como observadores, sino con derechos plenos, como corresponde.

Si opinamos, como trabajadores del sector, que nuestra Federación tiene que tener otra estrategia de lucha a la actual, otro programa y otra estructura, hay que ponerse a trabajar desde las instancias de base de la Federación para acumular fuerzas con una perspectiva estratégica y modificar la correlación interna disputando espacios en la conducción de la herramienta. Nuestra postura es que solo a partir de la militancia de base cobra legitimidad el ocupar cargos dirigentes en las instancias de dirección. Si nuestros compañeros y compañeras nos designan como delegados no le esquivaremos el bulto, pero seremos consientes que esto implica redoblar el esfuerzo porque no se trata de dejar el trabajo de base ni mucho menos dejar de laburar resguardándose en un fuero sindical que a veces convierte en fuero vitalicio.

Creo que los sindicatos en general tienen que ser herramientas amplias, de lucha y de organización de la clase, Pero estos deben representar los intereses del conjunto de trabajadores que están afectados al sector y no solamente al de un grupo determinado por su filiación política y/o ideológica. En nuestro sindicato se elijen los delegados o los dirigentes por la confianza adquirida, la participación, el compromiso y porque son laburantes del sector, fijate que yo hace 24 años que trabajo en el Mercado, si me conocerán los compañeros. Perdimos más de un laburo bueno varios compañeros por estar metidos en las asambleas porque acá no corre la ley de fuero sindical, esto es tierra de nadie, y reina la impunidad. Y pasa lo que pasa en otros gremios, las patronales te tratan de neutralizar o bien te ofrecen mejoras individuales para que no te muevas mucho. Si así lo hubiésemos querido varios de nosotros nos podríamos haber acomodado, pero seguimos cargando cajones porque la salida no es individual sino que es luchando junto a nuestros compañeros, buscando mejorar las condiciones del conjunto del sector.

CEL – Antes de preguntarte sobre el Congreso de la FUECYS, ¿Podrías contarnos sobre el movimiento sindical uruguayo y la relación de éste con el gobierno progresista del Frente Amplio?
(GF) – Muy poco queda de lo que fue aquel movimiento sindical de los orígenes en nuestro país y en las décadas de los ´60-´70. Se perdió aquella combatividad de los sindicatos que construyeron la FORU a principio de siglo XX, y todos aquellos que construyeron la CNT en los ´60. Procesos históricos que tanto nos identifican porque han marcado un camino, el Congreso del Pueblo del ´65 donde se acuerda un programa antiimperialista y antioligárquico, la unificación sindical del ´66 donde se llega a un acuerdo que ante golpe de estado se activan los mecanismos de resistencia popular y se ocupan todos|| lo lugares de trabajo. Consecuentemente la resistencia frente al golpe donde se ocuparon las fabricas y centros de trabajo demostrando un gran potencial del movimiento sindical como fuerza de la clase. El doloroso pero resistido desalojo que deja como saldo la tortura, la cárcel, la desaparición y la muerte de valiosos compañeros y compañeras que hoy siguen presentes en nuestra lucha. Todo un pasado que debe ser carne en el presente e impulso hacia el futuro.

Posteriormente bajo los gobiernos de derecha de la reapertura democrática los trabajadores debilitados como movimiento social soportan una brutal ofensiva de la clase dominante que consagra varias derrotas al campo popular ya infringidas por la dictadura: desmantelamiento de los sectores productivos, el retiro del Estado de los Consejos de Salario que se da con el gobierno de Sanguinetti, pérdida de salario real, de puestos de trabajo, de derechos laborales, desocupación, deterioro de las condiciones de vida, etc, pautando así un claro retroceso –tanto en lo organizativo como ideológico-. Este retroceso tiene varias causales porque la ofensiva se da a todo nivel precedida por la derrota que produjo la dictadura y la salida pactada a la misma, la derrota del plebiscito contra la ley de caducidad del ´89, el derrumbe del socialismo soviético que hizo estragos en el imaginario de izquierda, y otras cuestiones que impactaron fuertemente en nuestro movimiento sindical y popular.

Es un tema complejo y con varias aristas. En primer lugar hay que decir que el Frente Amplio como expresión política supo ganar en las últimas décadas mucha legitimidad en el movimiento sindical, al punto que se ha operado una relación muy estrecha entre muchos sindicatos y el partido de gobierno. Esta legitimidad ante los sectores populares el Frente Amplio la ganó como movimiento a través de una fuerte vinculación con las organizaciones de masas desde su fundación en 1971. Con la derrota brutal de la dictadura, y luego lo que significó el derrumbe de los sistemas burocráticos a fines de los 80, los sectores más combativos del clasismo, que habían tenido una importantísima participación en el movimiento sindical, fueron siendo desplazados por el progresismo, que se convirtió ya en los 90 en la expresión política indisputada de los sectores populares. Como correa de transmisión y a la vez base social del gobierno, nuestro movimiento sindical, es terreno fértil para que muchos dirigentes sindicales hagan carrera electoral que como un trampolín lo utilizan para saltar a una banca parlamentaria de un gobierno que plantea la co-gobernabilidad para limar las asperezas interpartidarias y con sectores del empresariado para borrar para siempre la creencia en la lucha de clases.

Ahora bien, la legitimidad popular que el FA ganó como movimiento político de oposición la ha utilizado como gobierno para fines que poco y nada tienen que ver con los del pueblo trabajador. Podemos decir que el gobierno del FA es un gobierno netamente burgués, al servicio de la acumulación y la reproducción del gran capital, en especial el relacionado a los sectores primarios de la economía. Por otra parte está consagrado a allanarle el camino en todos los planos al capital trasnacional, eliminando trabas y otorgándole beneficios. Pero junto con esto, el progresismo vino a recuperar y fortalecer la hegemonía burguesa en la sociedad uruguaya. Para eso necesita de la pasividad de la clase obrera, así como suavizar lo que podríamos llamar “daños colaterales” de la expansión del capital. El gobierno imparte, aunque desde una lógica asistencialista, una serie de políticas de contención social y ha promovido cierta legislación laboral. Quizá la de mayor importancia sea ley de Negociación Colectiva, que significó un avance muy importante para los trabajadores. Los niveles de afiliación aumentaron y nuevos sindicatos se formaron en los últimos años. Este engrosamiento del PIT-CNT, sin embargo, no se corresponde con un aumento de los niveles de conciencia, de organización y lucha.

Entonces tenemos que el FA, por cómo llegó al gobierno y por las tareas que le tocan cumplir, se ha visto comprometido a hacer algunas concesiones a los trabajadores. Podríamos decir que en un primer momento la relación del movimiento sindical con el gobierno, salvo sectores minoritarios que a pesar de todo mantuvieron en alto la independencia de clase, fue de una alianza política muy estrecha entre las dirigencias sindicales y el gobierno. En los hechos significó poner a la clase trabajadora al servicio de un proyecto burgués regresivo que viene aumentando como nunca antes la desigualdad en nuestro país. Los sectores del clasismo debemos ser críticos sí, pero sobre todo propositivos, cuidando de no hacer política desde un planteo principista o de oposición a las organizaciones de masas. No se puede desconocer que, a diferencia de lo que pasa en otros países, nuestro movimiento sindical unitario en una sola organización (Pit-Cnt) fue posible sobre la base de un acuerdo entre corrientes y tendencias que consagraron, aunando las diferentes centrales obreras en una sola Convención, la unidad del movimiento sindical. Porque una cosa es defender las conquistas que la fuerza sindical le impuso a la política de gobierno y otra cosa es defender al gobierno.

En los últimos tiempos hay cierta tendencia al rompimiento de esa alianza, si bien es todavía muy incipiente. A medida que los problemas de la gestión capitalista (crisis internacional incluida) van quitándole margen de maniobra al gobierno este empieza a chocar con los sindicatos. Ya las cosas no están tan claras como al principio del gobierno frenteamplista. Una creciente oposición a la línea del gobierno se viene perfilando con fuerza especialmente en los sindicatos estatales, que todavía tienen un peso estratégico muy fuerte. Pero lo mismo está pasando en sectores privados. El aumento de la inflación ha tratado de ser paliado por el gobierno mediante el recorte de los aumentos salariales, lo que le ha valido un duro enfrentamiento incluso con sectores de la burocracia sindical que hace pocos años era impensable que lanzaran la mínima crítica a las políticas oficiales. Se podrían citar varios ejemplos más, que muestran una perspectiva muy interesante para los libertarios y los sectores revolucionarios en general. No hay que olvidar que a pesar de todo, los trabajadores uruguayos tienen una tradición clasista y combativa muy larga y muy rica.

CEL – Por lo que sabemos, este Congreso no tuvo precedentes. Por un lado porque sesionó -como nunca antes- con 850 congresales y también porque por otro lado una nueva corriente sindical presenta una lista desde una posición crítica a la actual dirección de la FUECYS. ¿Qué es la Corriente Sindical Espartaco y la Lista 5?
(GF) – Esta corriente ya se venía formando desde al anterior Congreso de la FUECYS. Está conformada por sindicalistas independientes, compañeros críticos de base frenteamplista, anarquistas y marxistas, surge por izquierda y es por eso que se da una base de acuerdos ‘amplia’ que se llega a partir de la discusión y la síntesis expresándose en el documento fundacional de la Espartaco. Yo siempre hecho mano a una frase de Malatesta que es muy alusiva a la hora de entender la política de alianzas: correctamente sostenía que “en general, nos entendemos mejor, y tenemos más interés en entendernos con quienes recorren el mismo camino aunque quieran ir a un sitio diverso, más bien que con aquellos que dicen que quieren ir a donde nosotros deseamos pero toman un camino opuesto…”, y viene al caso ahora porque yo sé que para muchos anarquistas el plantear alianzas de éste tipo entre las que puedan incluirse trabajadores de base frenteamplista, aunque sea una base crítica y que hace cuestionamientos desde el mismo enfoque que los hacemos nosotros, pueden escandalizarlos y así en los hechos no escapan al sectarismo que generalmente suelen criticar.

En términos generales estamos conformes con los acuerdos alcanzados en la Corriente. Promover la democracia interna, crear condiciones para que las decisiones sean realmente colectivas y participativas combatiendo así la toma de las decisiones corporativas entre unos pocos, porque hasta ahora lo que se da es el verticalismo en las decisiones importantes de la federación. Anteponemos la importancia de la organización y la lucha para que no se cifre todas las expectativas en las medidas de diálogo o en la negociación con las patronales y que nuestros reclamos estén rodeados por movilizaciones a efectos de negociar con posiciones de fuerza. Reafirmamos la búsqueda de mejoras parciales pero con una mira puesta en el cambio social. Se hace mucho hincapié en el trabajo de base como lo más importante para romper con la práctica de cúpulas; se plantea la participación, la renovación, en fin, hacer de la Federación una herramienta organizada para dar la lucha desde abajo. Nosotros entendemos que la actual federación tiene paradójicamente, muy poco de federación y en los hechos funciona como un sindicato único, esta modalidad es efectiva para los sindicatos de rama para ir a la ronda de consejos de salario lo más unidos y fuertes posible, pero para un sector de la economía tan heterogéneo como es el nuestro nos parece mejor que los sindicatos únicos o coordinadoras de rama se encuentren federados. Creemos que los que deben negociar en los consejos de salarios son los representantes de los sectores respectivos, si en algún caso ya se da hay que reafirmarlo, y en donde esto no se da hay que revertirlo. Entonces lo que propone la Espartaco es una profunda reestructura y un cambio de rumbo en la estrategia de la FUECYS.

Para contactos con la Corriente Sindical Espartaco: espartacofuecys@gmail.com.

CEL – ¿Cómo surge y cuál es la participación de los libertarios en esta nueva corriente sindical?
(GF) – Hay que aclarar que la Espartaco es una Corriente crítica que en su amplitud supone un espacio donde coexisten diversas agrupaciones, de ahí que nos encontramos trabajando desde la OSL para consolidar una agrupación libertaria junto a compañeros independientes y compañeros vinculados a otros grupos u organizaciones políticas libertarias.

Cerca del Congreso y con un trabajo de acercamiento e intercambio previo compañero a compañero, logramos empezar a articular un grupo para explorar las posibilidades de impulsar una Agrupación Libertaria de la FUECYS en busca de incidir en la Corriente Espartaco más organizados y así llevar posiciones con un planteo programático más definido. Se trata de hacer un aporte desde las tiendas libertarias en la lucha por transformar a la Federación, lucha que pensamos que debe ser construyendo una nueva referencia desde un enfoque crítico, de organización de base y creemos que la Espartaco va en ese sentido por la línea correcta. Actualmente la Agrupación Libertaria se encuentra trabajando en la discusión programática hacia la Espartaco y desde ésta hacia la FUECYS.

Yo me acuerdo que en esto siempre insistimos aunque recién hoy se pudo materializar. Por ejemplo tengo acá en mi mano un documento que presentamos desde la militancia clasista del Mercado Modelo al 2º Congreso del 2008 de la Tendencia Clasista y Combativa, donde ya planteamos la necesidad de hacer un trabajo tendiente a descifrar algunas líneas de acción en el marco de este nuevo escenario pautado por la etapa del neoliberalismo y el rol que en éste sentido tiene nuestro país, y así aportar a la organización de los trabajadores relacionados al comercio y servicio, para pararnos firmes en uno de los puntos estratégico para la lucha de nuestro movimiento sindical.

La Agrupación se identifica con una propuesta libertaria que acuña las ideas fuerzas de acción y democracia directa, horizontalidad, autogestión, poder popular, federalismo e internacionalismo y no a la autoconstrucción desde una matriz de pensamiento determinada, ya que en tanto tendencia pueden converger diversos sectores de compañeros clasistas con pensamiento crítico, entre ellos anarquistas, marxistas u otras corrientes ideológicas que se sientan identificados con estos principios orientadores más que nada en la práctica y militancia concreta que en alguna definición teórica.

Para contactos con la agrupación son: agrupacionlibertariafuecys@gmail.com.

CEL – ¿Qué balance hicieron del Congreso?
(GF) – El balance podría dar para largo y como corresponde se desprenden varias perspectivas hacia delante. En términos generales con respecto a la plataforma que aprobó el Congreso rumbo a la ronda de Consejos de Salarios del año entrante, el Congreso reafirma viejos planteos e incorpora otros nuevos para el sector en busca de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del Comercio y el Servicio y sobre todo mejorar el salario. En un país donde la canasta familiar cuantifica por arriba de los 40 mil pesos parece insuficiente lo que se pide, pero yo parto de la base de que la Federación tiene que ir avanzando en el reclamo de la repartija de la torta que ha crecido mucho en éstos últimos años pero que el grueso de las porciones se la lleva el empresariado porque también se ha ensanchado la brecha entre las ganancias de los patrones y el salario real de los trabajadores que no ha ido a la par de la inflación y a la postre seguimos teniendo poco poder adquisitivo en el bolsillo.

Además se incluyen una serie de reivindicaciones acerca de una serie de derechos que son de suma importancia para el trabajador del sector. Creemos que de la capacidad de movilización real y de la independencia de clase que se logre desarrollar en la federación dependerá en gran medida la conquista de esas reivindicaciones tan sentidas.

Por otro lado se plantea la lucha por la ley de nocturnidad ya que se ha comprobado que 10 años de trabajo nocturno equivalen a 15 años de trabajo en horas normales del día. Junto a esto se peleará primas por presentismo en el sector, antigüedad, carrera funcional, categorías, y se empezará a introducir reducción de la jornada laboral sin pérdida salarial, reivindicación que los patrones ven con espanto el sólo hacer referencia a ella. Por último dentro de las reivindicaciones generales que nuestra federación reclamará se encuentra la no apertura de los supermercados y otros centros comerciales en los días feriados no laborables que por ley son 5: 1º de enero, 1º de mayo, 18 de julio, 25 de agosto y 25 de diciembre, apuntando a que se empiece a respetar el domingo como día de descanso e impulsar una iniciativa legal proclamando el 21 de junio como “Día del Trabajador del Comercio y Servicio”. Se incorporan a la plataforma cuestiones referidas al género y la equidad, el acoso moral, la protección a la maternidad y lactancia, la seguridad y la salud laboral.

En cuanto a la intervención que como Corriente Espartaco tuvimos en el Congreso, entendemos que fue muy positiva y los logros aunque pocos son de gran importancia. Como Espartaco planteamos algunas cosas que tuvieron respaldo de muchos trabajadores y en algunas conquistamos incluso el apoyo de las otras listas: es que se caen de maduras y si hasta ahora no se han puesto en cuestión era porque nadie se había atrevido a plantearlas previamente por diferentes tramoyas. Algunas cosas que planteamos como Corriente fueron referidas a no mezclar el acto eleccionario con el Congreso en sí, porque debe quedar claro que al Congreso se viene a discutir primero, no a votar sin previa discusión, que es lo que pasa actualmente. No podemos obligar a los compañeros a que vengan a discutir, pero sí debemos promover y posibilitar que esto pase, lo cual se ganó y definimos que las próximas elecciones se hagan en el correr de los 30 días posteriores al Congreso. A ver si podemos en adelante lograr que más compañeros y compañeras vengan a discutir las propuestas porque por supuesto que no había 850 congresales en las comisiones temáticas para discutir, pero sí 850 votos a la hora del conteo. También se llevó el planteo de definir criterios cristalinos para los informes de las finanzas de la FUECYS. Con respecto a esto, en adelante se presentarán los informes con tiempo suficiente para su discusión y análisis porque hay que ser mandraque para agarrar en unos minutos un informe que a cualquier contador le debe llevar varias horas o incluso días analizar. Es fundamental que haya criterios claros que se presten a ganar la confianza de los compañeros/as que quieren saber donde va su cuota sindical. Además de lo organizativo logramos reflotar el tema del Proyecto de Ley para regularizar a los trabajadores del Mercado Modelo.

Cabe señalar que el Congreso tuvo un acto de apertura donde se observó -y concitó luego la crítica de muchos congresales- el hecho de que hablaron más los representantes del Ministerio de Trabajo que los trabajadores. Creo que ésta no puede ser la impronta de los Congresos venideros. Por ejemplo hay muchos gremios en conflicto que hay que invitarlos a plantear sus problemas, claro que está bien que también hayan representantes de organizaciones hermanas de otros países, como los hubo, pero los legisladores que manden una adhesión si quieren o un saludo pero nunca que acaparen las horas pico del Congreso, esto borra con el codo lo que después se intenta escribir con los discursos de que la independencia del movimiento sindical va por encima de todo.

Finalmente el Congreso resolvió realizar un paro con movilización entre abril y mayo de 2013 para entrar a la negociación colectiva colocando previamente las reivindicaciones en la opinión pública, algo que apoyamos plenamente. Vemos que hay que trabajar en pos de que esa instancia sirva realmente para reafirmar la lucha en la defensa de mejores condiciones laborales, de nuevas conquistas, y sobre todo hacer valer la actividad de quienes con su trabajo mueven una parte importante de la economía del país.

CEL – ¿Cuáles son las perspectivas para el futuro con respecto al sector y cuáles te parecen que son las tareas de la etapa?
(GF) – Bueno, los desafíos son grandes. En la actualidad hay que trabajar para dar un salto cualitativo en lo organizativo, apuntando sobre todo a fortalecer las bases para hacer de la FUECYS y el PIT-CNT, junto a otras fuerzas populares (cooperativas de vivienda, gremios estudiantiles, organizaciones barriales, la lucha por la tierra, los derechos humanos, etc.) una expresión de unidad y Poder Popular real para nuestro pueblo. Los niveles de afiliación en el movimiento sindical y en la FUECYS en particular, que indudablemente van en aumento, tenemos que traducirlos en capacidad de movilización, en fuerza organizada y consiente, en construcción de organización de masas que avancen en conquistas de mejoras para la clase en el hoy, pero que también sirvan para proyectarnos hacia un proceso de transformación social en el mañana. Por lo pronto desde nuestro sindicato tenemos que fortalecer la herramienta que los trabajadores del Mercado Modelo tienen para enfrentar a las patronales, y afianzarlo en la interna de la FUECYS para posicionarnos de cara a los desafíos que nuestro futuro mediato como sector nos depara. Sólo si fortalecemos al SUFRUVU, junto al respaldo que constituye la FUECYS, lograremos que el Mercado Modelo no siga siendo “Modelo en Precariedad Laboral” como le decimos nosotros.

Como Corriente Sindical Espartaco nos proponemos llegar al próximo Congreso de la FUECYS más consolidados y con más arraigo de los distintos sectores de base para seguir avanzando en nuestros planteos y propuestas hacia la construcción de la Federación. La idea es presentar la Lista 5 a partir de un soporte político y sobre todo social, que nos posibilite reforzar nuestra presencia como parte de la conducción de la organización. Estamos en una etapa donde existen condiciones para proyectar una propuesta de reconversión de nuestra herramienta sindical. Nuestro sector entraña un enorme potencial, y esto requiere de una paciente lucha organizada. En resumen nos proponemos fortalecer a nuestro sindicato en el Mercado Modelo, consolidar la Espartaco como Corriente amplia que se posicione como nueva referencia hacia la FUECYS y consolidar la Agrupación Libertaria, que si bien recién se está formando es una pieza clave en éste engranaje.

Nosotros creemos que en la actual coyuntura se abre una gran posibilidad para los libertarios fortaleciendo nuestra participación en las organizaciones sindicales y el PIT-CNT, aprovechando el creciente descontento de las bases para a través del desarrollo de los mecanismos de democracia directa y un trabajo reivindicativo que le pare el carro a las patronales y el gobierno diputarle a las conducciones burocráticas y al reformismo. De esta manera, nos enmarcamos en una estrategia de acumulación de fuerzas hacia el campo popular para crear las condiciones necesarias y avanzar en la profundización de las luchas hacia una sociedad sin explotados ni explotadores, sin oprimidos ni opresores, algo que sólo lograremos con la revolución. Y es tras este objetivo que debemos luchar cada día, en ese largo camino recobrar la identidad popular, la conciencia de clase y las ganas de luchar. Y es con esta convicción y esa creencia que queremos hacer nuestro humilde aporte.

 

foto_gustavo_fernndez.jpg

Fuente: http://www.anarkismo.net

Anuncios

Comentar esto...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: